Reseña del libro La muerte en Venecia, del escritor Thomas Mann

Para este mes de enero traemos la reseña de un excelente libro, una excelente historia, muy recomendable para todos los lectores y escritores, por tanto como puede inspirar e incluso sacudir. Porque es mucho más que una novela. Se trata de un texto breve excesivamente intenso y quizá lo sea precisamente por su sencillez y singularidad o por la complejidad de su historia. Un cúmulo de opiniones que pueden surgir al respecto, todas abiertas a las lecturas personales de cada uno.


La historia


Gustav Aschenbach, un reconocido escritor, siente un momento de frustración en su carrera creativa que lo lleva a apartarse del mundo en la más descabellada soledad. Necesita estar lejos, de todo y de todos. Decide salir de su entorno y refugiarse en Venecia donde, sin saberlo, encontrará su verdadera inspiración. En el hotel conocerá a un muchacho de 14 años por el que comienza a sentir una pasión indescriptible a la vez que inevitable. Él, un hombre metódico hasta los extremos, riguroso, que busca la perfección en todo lo que hace, parece encontrarla en el muchacho. Un día inesperado cruza una mirada con Tadzio, en la que sentirá una agitación interior que nunca antes había sentido. Mezcla de alegría, exaltación, felicidad y admiración. Se abre, a la vez, un camino de dolor por un amor que nunca se llegará a realizar y que será el tormento de la vida de nuestro escritor. La tragedia también se hace palpable en el ambiente; una Venecia amenazada por un ambiente enfermizo e infectado que, pese a todo, no la abandona para poder estar cerca de su amado.

Se trata de una historia plena en misterios que se dejan intuir, pero que no quedan expuestos directamente: la situación de la ciudad, los sentimientos ocultos del escritor…, todo con una referencia directa a la tragedia y la muerte, con un reflejo evidente en la tragedia griega.

Una historia cargada de reflexiones, sentimientos, misterios que hacen de este un texto inigualable que, sin duda, captará la atención del lector desde su comienzo.


El autor


Thomas Mann (1875-1955), escritor de gran repercusión, especialmente a nivel europeo. Durante la Segunda Guerra Mundial fue profesor de Literatura en EEUU. Su pensamiento está directamente influenciado por la obra de Freud, Nietzsche, Goethe y Schopenhauer. Sintió además una gran fascinación por la música de Wagner, todo lo cual quedará reflejado en sus personajes. En 1929 recibió el Premio Nobel de Literatura por su novela Los Buddenbrook.

Share This Post: