El uso de la letra mayúscula (I)

Una de las dudas que más nos llegan por vuestra parte está relacionada con el uso de la letra mayúscula: cuándo usarla, cuándo no, es necesario que se siga la normativa... Por eso, hemos pensado ayudaros con este tema. Siguiendo directamente a la RAE, y mediante distintas entregas para que no se os haga muy pesado, os iremos explicando paso a paso todo lo relativo al uso de estas letras. Creemos que esta recopilación os ayudará a organizaros con vuestras escrituras y a solucionar todas vuestras dudas al respecto. De todos modos, esperamos vuestros comentarios para ayudaros siempre que sea de vuestra necesidad.

Consideraciones generales

Tal y como indica la misma RAE, el uso de la letra mayúscula puede hacerse tanto para letras, palabras completas, frases e incluso en textos enteros. Es decir, en todos estos casos podemos encontrarnos la necesidad de utilizar la letra mayúscula. Es fundamental que esto nos quede claro a la hora de escribir, por si algún uso concreto pudiese parecernos raro e incluso equívoco. Eso sí, lo más frecuente es encontrar la mayúscula solo al principio de las palabras. Atendiendo a estas posibilidades, vamos a ir trabajando el uso de la letra mayúscula en las distintas entregas. Hoy vamos a comenzar con esta introducción en la que queremos aclarar las dudas más frecuentes que nos llegan.

Antes de comenzar con el primer caso del uso de la letra mayúscula, hay que recordar, además, cuestiones de gran interés:

a) Las letras mayúsculas también se acentúan gráficamente. Es decir, que si siguiendo las reglas generales de acentuación nos topamos con una mayúscula, es igualmente necesario ponerle la tilde: Álvaro.

b) Recordad que letras como la j o la i pierden el punto al escribirlas con mayúsculas: J, I.

c) Hay que tener en cuenta que en los dígrafos, solo se escribe con mayúscula la primera letra de estos. Es el caso de ll, ch, gu, qu: Queso, Llave.

El uso de las mayúsculas en frases completas

Aunque no estamos acostumbrados a ver con demasiada frecuencia este uso de la letra mayúscula, en toda una frase, a veces nos hemos topado con algunas de estas circunstancias. Por eso, es fundamental aclarar en qué casos hay que hacerlo, para que no quede duda al respecto y podamos usarla correctamente. Veamos qué nos dice la Real Academia al respecto:

1. Se escriben enteramente en mayúscula las siglas y algunos acrónimos: ISBN, OTI, ONG. Se escriben en minúscula, en cambio, los acrónimos que el uso ha convertido en sustantivos comunes: láser, radar, uvi. Cuando los acrónimos son nombres propios y tienen más de cuatro letras, solo se escribe en mayúscula la inicial: Unicef, Unesco.

2. Se utiliza la escritura en mayúsculas con el fin de destacar determinadas frases o palabras dentro de un escrito. Así, suelen escribirse enteramente en mayúsculas:

a) Las palabras o frases que aparecen en las cubiertas y portadas de los libros impresos, así como los títulos de cada una de sus divisiones internas (partes, capítulos, escenas, etc.).

b) Las cabeceras de diarios y revistas: EL UNIVERSAL, LA NACIÓN, TIEMPO.

c) Las inscripciones en lápidas y monumentos.

d) En textos jurídicos y administrativos —decretos, sentencias, bandos, edictos, certificados o instancias—, el verbo o verbos que presentan el objetivo fundamental del documento: CERTIFICA, EXPONE, SOLICITA.

e) En textos de carácter informativo, las frases que expresan el contenido fundamental del escrito: Por orden expresa de la dirección, se comunica a todos los empleados que, a partir de ahora, ESTÁ PROHIBIDO FUMAR DENTRO DE LAS DEPENDENCIAS DE LA EMPRESA.

f) Los textos de los carteles de aviso, para asegurar su visibilidad: SE RUEGA NO FUMAR; PROHIBIDO EL PASO.

En conclusión

Como puedes ver, querido escritor, es necesario que conozcas y profundices en el estudio de la letra mayúscula, ya que su uso puede ayudarte a crear trabajos más profesionales y auténticos. Sigue atento a las próximas entregas, te explicaremos el uso de la letra mayúscula en nuevos y distintos casos.

Share This Post: