El estilo literario de Gabriel García Márquez

Una de las cuestiones fundamentales que se plantea todo escritor es la del estilo personal: cómo alcanzarlo, cómo conseguir una voz propia e inigualable. Seguro que a ti también te pasa, que al leer a clásicos y grandes escritores actuales, encuentras algo que los hace únicos y no sabes exactamente de qué se trata, pero sabes que te hace sentir especial delante de sus libros, aunque, visionándolos como los escritores que somos, no podemos imaginar qué es exactamente lo que hacen, cómo lo hacen y mucho menos cómo lo trabajan para conseguirlo.


¿Cómo afrontó Gabriel García Márquez la búsqueda de su estilo particular?


Por ejemplo, Gabriel García Márquez uno de esos escritores excepcionales. En una entrevista con Marlise Simons, Gabriel García Máquez destacó:

«En cada libro intento tomar un camino diferente (...). Usted puede investigar y tratar de descubrir cuál es el mejor estilo para un tema. Pero el estilo está determinado por el tema, por el ánimo del momento. Si usted intenta utilizar algo que no es conveniente, apenas no resultará. Entonces los críticos construyen teorías alrededor de esto y ven cosas que yo no había visto».

Sabemos de sobra que la obra de Gabriel García Márquez se caracterizó por jugar entre la realidad y la ficción, describiendo estados y realidades que cabalgan entre la ensoñación, la fantasía, el mito, e incluso, el deseo. De esta forma consiguió dominar las palabras y realizar descripciones y narraciones muy fuera de lo común, muy lejos de lo que todo escritor había hecho hasta el momento.

Por su formación como periodista, el estilo de Gabriel García Márquez estaba cercano a este tipo de escritura, más que incluso a la propiamente reconocida por literaria. Influencia tuvo, sin dudarlo, de todos aquellos escritores renombrados, grandes en su hacer, que leyó y leyó día tras día; escritores de todos los países y de todos los tiempos. Todos, de alguna manera, le aportaron algo; de todos extrajo matices; con todos aprendió de estilo y en todos vio detalles que utilizó para configurar su escritura. Sin embargo, ese juego con la variedad de estos ingredientes lo hizo único como escritor.

Y fue su capacidad de mezclar sin miedo el espacio, el tiempo y la acción con una pizca de suspense, lo que posiblemente deje al lector en esa nebulosa extraordinaria, de la que es imposible bajar, experimentando algo así como un ascenso a otras realidades.

Gabriel García Márquez estilo personal escritura

Como bien dijo en su entrevista, es el mismo texto el que pide un estilo particular, pero ese estilo, tal y como hizo Gabriel García Márquez, hay que trabajarlo, hay que construirlo, hay que personalizarlo. La búsqueda del estilo personal hizo que Gabriel García Márquez creara historias increíbles y tuviese lectores por el mundo entero, admirando esos rasgos que solo él tenía, cultivaba y conservaba en su escribir.

Por eso, podríamos concluir que Gabriel García Márquez se tomó en serio la búsqueda de su propio estilo literario. Mezclando entre autores, formación y creatividad consiguió una escritura de gran valor y con muchas características especiales. Y fue ese ingrediente de la creatividad el que le permitía fluir, el que le permitía adaptarse a las circunstacias de cada texto, el que le permitía ser él mismo en cada momento diferente de su vida frente a la escritura.


La importancia de construir un estilo literario


Como ves, escritor, es fundamental que trabajes tu estilo, el tuyo propio y personal, el que más quieras. Es el elemento fundamental que te permitirá hacer de tu escritura un mundo admirado por tus lectores, el que te defina, el que te aliente a seguir cada día que escribes y el que te motive a cambiar, adaptar y mejorar. Porque como acabamos de ver, el estilo es un ingrediente esencial, que hay que trabajar, pero hay que dejar un gran espacio a la creatividad, al momento, al fluir escribiendo.

La escritura es creación, es experimento, pero también tiene una parte de adecuación de las piezas del puzle, del pensar con espíritu crítico y constructivo sobre el trabajo de uno mismo. Es un constante buscar, es una labor que lleva a probar y probar. Es decir, tenemos que marcarnos objetivos, tenemos que buscar lo que buscamos, pero también llegar donde queremos, y eso solo se consigue mediente el manejo de una serie de herramientas que nos permitirán darle un sentido, un color, un ritmo, un mensaje a nuestra creatividad.

Escribir no solo consiste en teclear y contar lo que nos viene a la cabeza o coger un bolígrafo y llenar una hoja en blanco. Escribir no solo consiste en pensar una historia única, también consiste en el plan, en las herramientas, en la pregunta personal de cómo vamos a contar esa buena historia.

Es necesario, escritor, que te plantees cuestiones de estilo, que te marques objetivos, que te indiques a ti mismo cómo quieres ser recordado por tus lectores, que trabajes tus propias técnicas y que sepas dejar también fluir tu escribir. Como ves, no es una tarea fácil conciliar todas estas cosas, aparentemente opuestas. Pero todos los que escribimos lo sabemos: es necesario e importantísimo ir creando y construyendo un estilo literario personal.


El camino del héroe


Posiblemente, más si estás empezando y no tienes nada publicado, te resulte todo esto que te estamos contando hoy algo extraño, algo lejano a tu actividad literaria. Posiblemente te estés planteando cambiar tu rutina de escritura o, más bien, enfocarla de otra manera, pero igual no tienes la más remota idea de por dónde empezar.

Para trabajar el estilo tienes que conocer muchos ingredientes esenciales en tu escritura, mucho más si quieres dedicarte a escribir de forma regular. Como un buen profesional debes conocer, utilizar y trabajar con las herramientas, con los utensilios que tienes al alcance de la mano y con los que son básicos para desarrollar tu actividad con esmero.

Entre los ingredientes que debes trabajar para cultivar tu estilo personal se encuentran:

—Las imágenes: debes conocer las distintas imágenes, todas y cada una, acercarte a las que más te llamen la atención, a las que te gustaría usar en tus escritos porque te encuentres cómodo con ellas. La imagen es lo que coloreará tu texto, del color que tú decidas. Pero recuerda que un texto sin color se adormece, no atraviesa la curiosidad ni mucho menos el corazón de tus lectores;

—el ritmo: es fundamental que lo trabajes, querido escritor. Que sepas ver en cada texto, en cada párrafo, en cada oración concreta qué rapidez o lentitud merece y puedes darle. Para ello tienes que conocer las distintas técnicas lingüísticas que tienes a tu disposición, quedarte con las que te sientas más cómodo e irlas aplicando en los momentos que consideres oportuno o te apetezca;

estilo literario estilo personal escritura

—juega con las palabras, escritor: no des vueltas, usa las palabras adecuadas en cada caso para vestir a tu texto de la elegancia, alegría, amor, añoranza o sentimiento que tú quieras conseguir. La palabra es el mayor aliado de todo escritor, es el mayor regalo para un lector. Es imprescindible la práctica y el acierto que poco a poco irás consiguiendo;

—inventar e inventar: pero no solo una buena historia, también palabras, estructuras, incluso nuevas escrituras. Claro que puedes hacerlo, ya hemos dicho que la escritura requiere un trabajo, pero deja mucha rienda suelta a la creatividad y a la expresión, toda la que tú decidas y quieras. Por eso, querido escritor, inventa y haz todo el uso posible de tu imaginación;

—jugar con la gramática: es otra de las características fundamentales de todo buen escritor. Saber qué función tiene cada parte de la oración y cómo puedes utilizarla, pero tener la valentía de, si se quiere, usar de forma propia y sabiendo la impresión que se está causando, porque eso es lo que le falla a gran parte de los escritores. Un acercamiento y conocimiento de la gramática puede ser tu mayor aliado para conseguir textos que sean verdaderas maravillas, eso sí, haciendo con ella lo que tú quieras.

En definitiva, el camino es solo para héroes, para aquellos que desean de verdad investigar y profundizar, hacer de la escritura un arte y hacer un buen uso de ella, en el sentido de conseguir cambiar el mundo, porque para eso se escribe. Y, repetimos, no estamos diciendo que haya que seguir las reglas de manera estricta, decimos, por el contrario, que es necesario conocer estas reglas y saber qué finalidades tienen cada una de ellas y después se trata de decidir con criterio si seguirlas o no, de saber qué queremos conseguir y cómo podemos hacerlo con las herramientas que tenemos.


Si necesitas ayuda, estudia con nosotros


Estamos muy contentos de poder ayudarte y acompañarte en la búsqueda de tu estilo personal. Sabemos que muchos escritores se desilusionan y abandonan su carrera pronto. No llegan las editoriales, no llegan las ventas cuando autopublican, no llegan los lectores ni los encuentros. Sabemos que es mucho trabajo realizado y que merece recoger frutos. Pero lo que sabemos de verdad es que toda historia merece una oportunidad de ser contada, de ser compartida y llegar a todos los lectores que la buscan sin saberlo.

Partiendo de esta premisa, nos hemos propuesto ampliar nuestros recursos a escritores y hemos creado una plataforma fomativa desde la que poder ayudarlos, adecuándola a sus necesidades. En este caso, con el taller «Encuentra tu estilo», queremos que los escritores que quieran aprender con nosotros puedan trabajar todas las herramientas que les permitirán buscar su estilo, indagar, experimentar. Gracias a eso, estamos seguros de que los que así deseen podrán acercarse a su sueño: escribir y conseguir lo que cada uno se proponga mediante su escritura.

Para ayudar a todo el que quiera, hemos optado para comenzar con el formato taller, ya que de esta forma los escritores podrán trabajar los aspectos específicos de su escritura que deseen, sin necesidad de entrar en temas que no les interesan ni hacer cursos generales de escritura. Nos centramos en aspectos, los trabajamos, vemos todas las opciones y escribimos para mejorarlo. Conseguiremos mejorar entre todos, compartiendo y descubriendo. Además, al tratarse de un taller que estudia un tema concreto, no te quitará mucho tiempo, verás resultados muy buenos, pronto, y podrás hacerlo por un buen precio. El tutor, especialista en lectura editorial y evaluación de textos literarios, será el encargado de guiarte y de evaluar tu trabajo, lo cual es otro plus que añadimos al taller para asegurarles la máxima calidad a nuestros alumnos.

Mira con detenimiento las características de nuestro taller «Encuentra tu estilo»: temario, profesor, precio, fechas. Escríbenos a info@gongoracorrecciones.com y seguidamente te explicaremos cómo reservar tu plaza, ya que son limitadas. El día 1 de cada mes puedes comenzar una de nuestras ofertas formativas. Esperamos verte en alguno de nuestros talleres; esperamos compartir contigo y aprender juntos.

Share This Post: