El blog que todo escritor debe tener

Es indiscutible a estas alturas que, publiques en el formato en el que publiques, necesitas visibilidad en las redes sociales. Es fundamental que muevas tu parte digital, en tu faceta como escritor, ya que es lo único que va a permitirte llegar a muchísimos más lectores, es lo que va a hacer que te conozca más gente y que puedas dedicarte algún día, si así te lo propones y das los pasos, a la escritura. De entre todas las herramientas fundamentales que debes trabajar y cultivar para hacerte un espacio en Internet, hoy vamos a centrarnos en la elaboración de tu blog como escritor, en la necesidad de tenerlo y cuidarlo y cómo trabajar con él.


¿Otro más?


Seguro que te has hecho esa pregunta. Pero fíjate bien que esta no esconde más que pereza o algún miedo a tu visibilidad pública. Está claro que cuanto más expuesto estés públicamente, más personas interactuarán contigo y más reacciones recibirás al respecto. Y no nos vamos a engañar, alguna puede ser una crítica que no te guste, pero eso te aseguramos que si lo miras con los ojos del aprendizaje, no te traerá más que alegrías, ya que te permitirá detectar cosas de ti a mejorar que no sabías. Si esto ha resonado dentro de ti, tranquilo, es normal. Al principio da vértigo, bastante inseguridad, pero se trata solo de eso, del principio.

Así que, mirando con esos ojos del aprendizaje que son fundamentales en este camino de la escritura, lo más sabio es cambiar la pregunta y pasar de «¿otro más?» a «¡uno diferente!». Porque no se trata de abrir un blog e imitar qué hacen los demás escritores; no, se trata de ser tú mismo y de hacerlo a tu forma, pero usando una de las herramientas imprescidibles que te puede acercar a tus lectores.

Por eso, debes comenzar ya a plantearte la necesidad de tener este espacio en la Red. Es un espacio en el que vas a hacer lo que más te gusta, escribir, y, por eso, debes sentirte cómodo y con ganas de compartir con tus lectores, de acercarte a ellos, de permitirles entrar en tu mundo literario de una forma un poquito más cercana y directa. Es esa cercanía la que permite que el lector sienta afinidad con su escritor y sienta que merece la pena leer sus libros.


Para empezar...


Es el momento ya de abrir tu blog de escritor. Te recomendamos que antes que nada te plantees qué quieres conseguir con esto y cómo lo vas a gestionar. No te presiones, porque entonces vas a estar incómodo y no vas a disfrutar nada de la experiencia. Así que piensa qué quieres ofrecer a tus seguidores; piensa también cómo vas a hacerlo, es decir, de qué vas a escribir y con qué tono vas a acercarte a ellos.

Claro que sí, es un trabajo y te requiere constancia, pero que sea un compromiso contigo, con tu escritura, con tu carrera literaria y no una actividad que debes hacer de forma obligada. Por eso, cuando tengas claro y bien organizada tu estrategia desde el blog, entonces ya puedes comenzar a planificar. Es fundamental que establezcas un calendario de actuación estable. Ya sabemos que a veces pueden surgir imprevistos, por eso es recomendable que no dejes el trabajo para última hora. Planifícate y decide cada cuánto tiempo vas a subir un nuevo artículo a tu blog como escritor. Lo recomendable sería cada semana o máximo cada 15 días subir algo, de calidad e interés, pero está claro que no es tan fácil para todos y que no siempre podemos hacer todas las cosas que quisiéramos. Por eso mismo, organízate y sé tú, hazlo a tu manera, pero créate un compromiso y un calendario y hazlo con la regularidad que consideres. Seguro que tus lectores estarán encantados de seguirte y esperarán con ganas tus nuevas novedades y aportaciones.


Consejos fundamentales para comenzar con mi blog de escritor


Recuerda que se trata de un blog en el que vas a acercarte a tus lectores, pero lo vas a hacer como escritor. Te aconsejamos mucho que aunque te mantengas muy cercano, no confundas lo personal con lo profesional y que sepas poner ciertos límites. La discreción es un elemento fundamental que si desde que empiezas lo pones en práctica, te evitará muchos problemas. Actualmente, con la inmersión tan radical que estamos viviendo con el mundo digital, a veces confundimos la vida real y la vida online. Y puede estar bien siempre que lo hagas con decisión y conciencia, pero cuando se trata de una figura pública como un escritor, que por lo general suele estar muy expuesto, es aconsejable guardarse una zona privada y personal. Con esto claro, veamos qué podemos hacer para comenzar a escribir el blog de escritor:

—Búscate una plataforma adecuada, que te asegure que vas a alojar tu blog en un espacio de calidad, con buenos servicios y que no va a darte problemas. Ya sabes que el blog, al ser gratuito, te ofrece el dominio precisamente gratuito. Te aconsejamos que en eso sí inviertas, que crees tu propio dominio, ya que eso le da seguridad a tus escritores y mejor imagen. Como segundo consejo relativo a este tema, es bueno que tu dominio del blog llevase tu nombre como escritor, ya que eso va a hacer posible que con tu nombre te posiciones en las búsquedas que hagan tus lectores en Google.

—Es bueno que tu blog tenga distintas secciones en las que poder ir ordenando tus escritos. Pero tienes que tener en cuenta dos tipos de secciones diferentes: las estables y las que vas actualizando o dinámicas.

—Dentro de las secciones estables es fundamental que incluyas una biografía. Un texto cercano, pero de escritura formal, en el que les cuentes a tus lectores quién eres, para que sepan algo más de ti. Esto les encantará. Hazlo diferente, métele un toque de diversión o un toque poético, o lo que tú quieras, pero personaliza esta parte.

—Si te parece bien, puedes poner otras secciones fijas, como por ejemplo una dedicada a todo lo que tienes publicado. Al principio, si no tienes publicado casi nada, pon esta sección junto a la biografía y cuando aumente, las separas. Por el contrario, si tienes muchas cosas escritas, igual tienes que hacer varias secciones o una sola con distintos apartados: libros, artículos de prensa, libros compartidos, etc. Dependerá de tu caso concreto. Por último, puedes hacer una última sección fija con los recortes de prensa, artículos, entrevistas, etc., que te hayan hecho los distintos medios de comunicación y que hablen de ti. Con secciones fijas no estamos diciendo que se queden tal y como están cuando abras el blog. No, debes ir actualizándolas conforme amplíes tu carrera como escritor, pero solo eso, añadir títulos y nada más.

—Con respecto a las secciones dinámicas, nos referimos a las que irás trabajando cada semana o cada «X» tiempo, el que hayas establecido tú en tu plan de trabajo. En esta parte puedes hacer como quieras, igual no te es rentable poner distintas secciones y solo poner una, pero te aconsejamos que si vas a subir al blog artículos de temáticas muy distintas, hagas una división muy clara para tus lectores. Se trata solo de abrir unas etiquetas y nada más, y asociar los artículos a cada una de ellas.

—Tienes que decidir qué vas a ofrecer a tus lectores. Para empezar, es bueno que dejes una sección de las dinámicas a las presentaciones de libros, en la que puedes colgar desde carteles y fechas que anuncien presentaciones a fotos del día y la celebración, anécdotas, etc.

—Te aseguramos que de vez en cuando, en fechas destacadas, pongas algún enlace a parte de tu libro, a algún capítulo, algunas páginas. Podría ser interesante abrir una sección para cada libro que escribas e ir dejando regalos como estos, puedes explicar algo sobre tu inspiración y proceso de escritura del libro en concreto, anécdotas. Todo esto es bueno para que tus lectores, mientras dure la promoción de cada libro, estén cerquita y veas que te mueves.

—Hay escritores que escriben: relatos breves, algunas historias, artículos de reflexión, etc., ofreciendo desde su blog material inédito para sus lectores. Puede ser una buena manera de darles más, de tenerlos siempre enganchados. Pero eso dependerá de tu tiempo, ganas, entrega, etc.


Recuerda


Tener un blog significa una dedicación, aunque sea mínima. No lo abras y crees para tenerlo abandonado, ya que eso daría muy mala imagen. Si decides hacerlo, que es lo más recomendable, es para trabajarlo, para tenerlo actualizado y para ofrecer cosas nuevas a tus seguidores. Te repetimos: sé tú mismo, crea el blog que te gustaría leer y piensa en tus lectores. En próximas entregas te contaremos cómo seguir trabajando tu visibilidad en Internet, querido escritor.

Share This Post: